Económica Ambiental COVID-19 Productividad

Tres claves para una reactivación económica sostenible

09/17/2020
| conTREEbute

Después de más de cinco meses de cuarentena, gobiernos y empresas en Colombia buscan alternativas para recuperar el tiempo y la productividad que se perdió en 2020. ¿Cuáles deben ser los factores a tener en cuenta para una reactivación económica sostenible en el país?

reactivacion sostenible economia colombia covid

Foto: RCN Radio / Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

De forma paulatina, las industrias que estaban en pausa han empezado a sumarse a la reapertura en Colombia, confiando en que los meses restantes del año permitan avanzar en la recuperación de la economía.

Miles de compañías esperaban este anuncio para volver a poner en marcha sus actividades, aunque alrededor de 140.000 -según datos de Superintendencia de Sociedades- no alcanzaron a celebrar la decisión. La crisis económica generó quiebras, pérdidas millonarias y dejó al país con la nada deseable tasa del 20% de desempleo en el territorio.

Sin embargo, ahora que se abre la oportunidad de un "nuevo comienzo", lo último que debemos hacer es precipitar las expectativas y las acciones de cara a la reactivación, no solo porque tenemos unos protocolos que acatar, sino porque los cambios que necesitamos son imposibles de desconocer a estas alturas.

También te puede interesar: ¿Podemos pensar en un modelo de decrecimiento sostenible?

Sabemos que el origen del covid-19 tuvo unas causas asociadas con la actividad humana, como la expansión de la barrera agrícola o la sobreexplotación de recursos naturales. En cierta medida, la pandemia surgió como otro llamado de atención de la naturaleza para invitarnos a cambiar la forma en que estamos haciendo las cosas, si es que el cambio climático y sus efectos no son alertas suficientes.

Con esta evidencia, es importante que la reactivación de las operaciones no sea de forma automática ni buscando "volver a la antigua normalidad", sino siguiendo las recomendaciones de las autoridades, revisando procesos al interior de cada organización y adaptándonos a las nuevas condiciones que el entorno nos ofrece.

A continuación explicamos tres de las claves que nos acercarán a una reactivación económica sostenible:

1. Aprovechar el sistema que nos rodea

En mayor o menor medida, la pandemia afectó al planeta entero. Era un riesgo imprevisible, que terminó exponiendo la fragilidad de nuestro modelo y varios de los pendientes que tenemos aún como sociedad. Sin embargo, así como todos nos vimos amenazados, todos estamos dispuestos ahora a levantarnos.

Para el sector privado, este es el momento de aprovechar y fortalecernos desde las alianzas, estrategia que será clave debido a las nuevas oportunidades que se han generado en el mercado y a que las capacidades de unas empresas pueden beneficiar a otras -y viceversa- para fortalecernos en conjunto.

Así mismo, las entidades gubernamentales, las cámaras de comercio y otras instituciones sectoriales continúan generando apoyos para fomentar la reactivación, lo cual consolida un ecosistema con diversas alternativas para que las compañías nos beneficiemos y avancemos en nuestra recuperación.

2. No perder de vista otras prioridades

El afán por buscar una rápida reactivación económica puede llevarnos a ignorar asuntos que siguen siendo igual de críticos y que, como vimos en las razones del surgimiento del covid-19, pueden regresarnos al mismo punto en el que estábamos. 

Nos referimos a la deforestación, la producción y el consumo desmedidos; el cambio climático y a otros factores que están alterando a la naturaleza y que están limitando el uso de los recursos que necesitamos para seguir operando. No podemos retomar el trabajo y pensar que estos temas son menos importantes o que ya quedaron en el pasado.

Es antes en el contexto actual cuando la sostenibilidad cobra aún más relevancia, pues sin una estrategia que considere los impactos ambientales, económicos y sociales de nuestros negocios, no será otra pandemia la que nos ponga en jaque, sino los riesgos comerciales, regulatorios u operacionales que no supimos gestionar.

3. Abrazar los cambios de la pandemia

Tras superar el que seguramente haya sido el semestre más difícil para nuestros negocios, las empresas necesitamos eficiencia e innovación para enfocar los recursos disponibles en las mejores estrategias que identifiquemos.

Lograr este propósito implica ser conscientes de que las condiciones han cambiado y que, si queremos sobresalir, debemos usar las enseñanzas de la reciente crisis a nuestro favor. Si el teletrabajo demostró ser una medida eficiente durante este tiempo, implementémosla; si descubrimos en el mercado una oportunidad que no teníamos en el radar, sigámosla explorando; o si uno de los procesos estratégicos en el negocio está quedando obsoleto, no esperemos más para transformarlo.

En conTREEbute estamos dispuestos a apoyar a todas las organizaciones que deseen contribuir al desarrollo del país con negocios resilientes. Si quieres que la sostenibilidad impulse el crecimiento de tu empresa, haz clic en el siguiente botón.

Quiero asesoría de conTREEbute