Social RSE Moda

Cotopaxi: La aventura de ayudar a quien más lo necesita

10/10/2018
| conTREEbute

Inspirado por sus jornadas de exploración y camping en diversos rincones de América Latina, Davis Smith creó una marca para vender ropa de aventura con un propósito: generar bienestar a las comunidades andinas de las que tanto aprendió en su infancia.

cotopaxi

Siempre se ha dicho que alejarse del ritmo de vida de la ciudad y conectarse con la naturaleza es una fuente de inspiración para las personas.

Para Davis Smith, fundador y CEO de Cotopaxi, las experiencias que compartió con su padre escalando volcanes en los Andes, nadando en aguas infestadas de pirañas en el Amazonas y pescando en islas desiertas en el Caribe se convirtieron en el motor que impulsó su emprendimiento.

También te puede interesar: 'Ben & Jerry's, misión por encima de todo'

De allí que la historia de su marca de ropa de aventura haya estado marcada por sucesos innovadores e ideas "salidas de la caja". Como en 2014, cuando compraron dos llamas y las llevaron a varias universidades de Utah para hacer el lanzamiento de la marca. "Cientos de estudiantes se tomaron selfies con ellas, entonces tuvimos 30.000 menciones en redes sociales en apenas ese primer día", cuenta Smith.

Pero la idea de este administrador de empresas de la Universidad de Pensilvania iba más allá de un negocio divertido o disruptivo. Después de compartir con las comunidades indígenas de países como Perú o Ecuador, Smith quiso aprovechar ese vínculo para retribuirle al mundo mediante acciones que generaran impactos positivos.

Alrededor de una década de trabajo quedó plasmada en el nombre de una marca que rinde homenaje al volcán Cotopaxi y que, bajo la consigna 'Indumentaria para el bien', busca mejorar la calidad de vida de las personas con menos recursos en distintas regiones del mundo mediante las ganancias que generan las ventas de ropa.

cotopaxi llama

Cotopaxi se estableció entonces como una compañía de beneficio público, un tipo de organización que asume como propósito el "actuar de manera moral, ética y responsable con respecto a la sociedad, el medio ambiente y el mundo en general".

Su compromiso social siguió consolidándose en 2015, año en que recibieron la certificación B Corp por ser una compañía que le apuesta al mejoramiento continuo y a la generación de valor para potenciar los impactos positivos sobre sus grupos de interés.

En el último lustro, Cotopaxi ha trabajado con fundaciones en cuatro de los cinco continentes del planeta. La marca destina anualmente el 10% de sus ingresos para subsidiar organizaciones sin ánimo de lucro relacionadas con sus tres pilares de sostenibilidad para combatir la pobreza: educación, salud y medios de sustento.

Actualmente apoya a cinco fundaciones que se enfocan en la "creación de soluciones sostenibles que ayudan agenerar resiliencia en una comunidad",  a través de prácticas que generan resultados positivos y que tienen la capacidad de escalar esos impactos.

Todas estas medidas se han alineado con un modelo de negocio que hace la diferencia desde su misma operación, con iniciativas como la colección Del Día, una serie de mochilas exclusivas -no hay dos modelos iguales- hechas por obreros filipinos a partir del material textil que sobra de las fábricas.

También cuentan con políticas que le permiten a sus empleados pasar uno de cada diez días de su trabajo en actividades al aire libre o ayudando a comunidades campesinas con programas de voluntariado que le apuntan a resolver las necesidades de estas personas, posicionándose así como una marca que convierte la conciencia social en una aventura.

¿Quieres conocer más referentes de sostenibilidad? Haz clic aquí

 

Tags: Social RSE Moda